Los cargadores inalámbricos llegan para quedarse: ¿De resonancia o inductivos?

20 MINUTOS

  • Los cargadores inalámbricos son la nueva revolución en el mundo tecnológico.
  • Sin embargo tienen un obstáculo por derrotar: son más lentos que los cargadores convencionales.

Carga inalámbrica Qi

Los cargadores inalámbricos son la revolución del momento. Presentes en Android desde hace ya unos años, aún les faltaba por extenderse a otros tipos y gamas de dispositivos.

Sin embargo, con el lanzamiento del iPhone X, 8 y 8 Plus, Apple ha aprovechado para anunciar que estos dispositivos también serán compatibles con la carga sin cable. Y de repente, lo que hasta hace poco pasaba por desapercibido, cobra ahora gran importancia (aunque para muchos usuarios aún sigue siendo un misterio).

¿Cómo es posible transmitir energía a un dispositivo móvil sin un sólo cable? Según explican en Computerhoy.

Transformando energía: dispositivo-campo electromagnético-dispositivo

Aunque estos nuevos aparatos se hagan llamar “cargadores inalámbricos”, cargar directamente un móvil sin necesidad de ningún periférico externo es, a día de hoy, imposible, por lo que la carga inalámbrica requiere siempre de una base compatible con la misma. Normalmente esta base no viene incluida con el móvil una vez lo compras, así que hay que comprarla aparte.

Esta base actúa como un transformador. La energía llega a ella a través de un cable y entonces la transfiere al móvil a través de un campo electromagnético en forma de ondas. La pieza clave de todo esto es la bobina de inducción que está presente tanto en la base como en el móvil: es donde realmente se transfiere y transforma la energía.

La parte negativa de estos cargadores inalámbricos es la velocidad ya que al tener que transformar dos veces la energía, la velocidad de carga se reduce en el móvil. Así que si tienes prisa en cargar tu móvil, será mejor que recurras a un cargador convencional.

Este proceso de carga es totalmente seguro aunque siempre se recomienda cargar el móvil con una base de marca de confianza.

Tipos de carga inalámbrica

Además del tipo de carga de resonancia, hay también otro tipo de carga conocida como carga electromagnética inductiva.

En un principio este tipo de carga contaba con varios competidores: Wireless Power Consortium por un lado y Power Matters Alliance por el otro. Finalmente ambas marcas decidieron unir patentes y nació Qi, la interfaz que hoy en día soportan la mayoría de móviles, como el Samsung Galaxy S8 o el Iphone X.

Este tipo de carga inductiva es mucho más segura que la de resonancia ya que necesita que el móvil y su base estén en contacto, lo que reduce el riesgo de calambrazos. Su ventaja es que mientras la carga por resonancia llega a un máximo de 7 V, la carga inductiva ofrece 15 V.

Sin embargo, y aunque el desarrollo de estos cargadores está en constante evolución, tienen aún una meta por conseguir: la carga rápida. Ya está disponible con cable y, al menos en cierto modo, también sin él. Sin embargo, hay que ser prudentes al calificar de “carga rápida” a la inalámbrica, pues por rápida que sea sigue siendo más lenta que la cableada.

Si te gustó comparte ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario